Mayo del 68 y el 15M

El joven del Mayo del 68 se enfrentó al padre, al maestro, al político, al clérigo y les gritó a la cara: no quiero ser como tú, rechazo tu cátedra, me repugnan tus leyes, no creo en tu Iglesia. Seré yo quien fabrique a mis dioses, elija a mis profetas, cree mis propios mitos y los celebre con mis ritos. Aquella rebelión inauguró una forma distinta de vivir, de amar, de crear, de morir. Tal vez el 15-M es nuestro Mayo del 68, el que fermenta las uvas de la ira española. Es un poder sin estructura ni jerarquía, una energía volátil y consistente, invisible e inmanente como un flujo que todo lo impregna. Habrá que imaginar que nada será igual después de esta crisis. Nada se tendrá en pie sin que esta rebeldía difusa de los jóvenes cree una nueva moral, otra justicia, un nuevo estilo de vida.

Solidaridad con la Huelga Genaral 14N. Solidarity with the Anti-austerity strikes and protest acriss Europe.
Palacio de Correos, Madrid España
Fotografia: Jadiel Galicia

Solidaridad con la Huelga Genaral 14N. Solidarity with the Anti-austerity strikes and protest acriss Europe.

Palacio de Correos, Madrid España

Fotografia: Jadiel Galicia